Datos personales

Mi foto
Fotos de portada:Columna Villarroya 2010. Maica Rivera 2018. Todos los contenidos registrados.

lunes, 2 de mayo de 2022

Niebla.

 

 
Apenas sostenida entre la lluvia
se adivina la imagen de un fantasma.
Brumosa aparición, casi una ausencia.
El tiempo la destruye.
La estela de los días desvanece
el origen y el nombre.
Ya no es sino una sombra
que vaga en el recuerdo.
 
 
A malapena sostenuta fra la pioggia
si avverte l'immagine di un fantasma.
Nebbiosa apparizione, quasi un'assenza.
Il tempo la distrugge.
La scia dei giorni fa svanire
l'origine e il nome.
Non è altro che un'ombra
che vaga nel ricordo.
 
(Del libro Reflejos en un espejo roto. Editorial Lastura, 2019)
Traducción: Marcela Filippi

 

sábado, 16 de abril de 2022

Soneto nostálgico de Sábado Santo.

 

 

 
 
Mirar tus ojos y sentirme preso
notar el frío canto de su nieve,
la penetrante herida que su leve
mirar traduce en un fatal proceso.
 
Es empresa que agota hasta el exceso
pues que tu indiferencia nada mueve
de tu ser, que apenas se conmueve
ni se apercibe de mi amor sin seso.
 
Te cierras en un círculo de lazos
donde se queda mi alma prisionera
apenas redimida de su esencia.
 
Y habito en el recuerdo de tus brazos
añorando con pena la primera
vez que abiertos marcaron mi existencia.
 
(c) Mayusta

Una décima de Viernes Santo.

 

 
 
Llegué hasta tu orilla un día
sin apenas conocerte.
Fue llegar y fue quererte
sumergido en la armonía
de tu inmensa poesía.
Hoy paseo tus senderos
y tus versos, asideros
son siempre de mi tristeza,
pues curan con su belleza
todos mis males enteros...
 
(c) Mayusta

sábado, 26 de marzo de 2022

miércoles, 2 de febrero de 2022

Nunca la derrota.


 

 

Nueva luz en la traducción de Marcela Filippi del poema que cierra mi poemario "Ayer fue sombra", Primer Premio de la D. del Gobierno de Aragón (Aqua 2010, Lastura 2017).

 

https://intraduzionisolmar.blogspot.com/2022/01/nunca-la-derrotamai-la-sconfitta.html?spref=fb&fbclid=IwAR1aK59Jg6OO3ewudg-_5_3I9Rqy0L8oKlX-AuG62awdEybG3X_RKvbeVKQ

miércoles, 26 de enero de 2022

¿Tenemos remedio?

 

 

Daguerrotipo


Hoy contemplaba una postal antigua

en una exposición retrospectiva:

finales años veinte del siglo de las guerras;

París, Place de l'Opéra y el Café de La Paix.

Paisaje en blanco y negro.

Lapso entre dos tragedias

que causaron dolor inacabable.

Se veía feliz a gente confiada

pasear por los grandes bulevares.

Tal vez en el Garnier moría Floría Tosca

o Lohengrín descubría su nombre

a la imprudente Elsa.

Los pequeños sonreían felices

en el sigilo de la foto gris,

ignoraban que unos años más tarde

morirían empuñando las armas

en honor de los hombres que siempre ganan guerras

y sobreviven al dolor que infligen.

Berlín, Varsovia, Dresde, Budapest,

mis queridas ciudades renovadas,

no dejéis que otros hombres os destruyan de nuevo

en nombre de banderas, dioses, patrias y honor.

Miguel Á.Yusta. Des-Concierto. 2016


Archivo del blog